HazUnaDonacion    HazteSocio 

Escuelas en Turkana, Kenia

 

EscuelitaKangarukia

El objetivo de estos doce centros preescolares o escuelitas situadas en el norte de Turkana es mejorar las condiciones de vida de 1800 niños menores de siete años que viven en una zona semidesértica, la más pobre, primitiva y abandonada de Kenia, luchando contra su desnutrición y promoviendo su educación.       

La Fundación, que ha mantenido siempre una estrecha relación con las Misioneras Sociales de la Iglesia, financió la construcción y el mantenimiento de dos centros en 2007 (Kaeris) y 2009 (Kangarukia) y, cuando la hambruna golpeó esta zona en 2011, se hizo cargo de la alimentación de las otras diez escuelitas que las misioneras tenían a su cargo.

Desde 2015, cuando esta orden se quedó sin recursos, ha asumido la financiación de todo el proyecto y en 2016 consiguió también los fondos necesarios para construir el edificio de la única escuelita que aun no contaba con uno.  

¿Qué ofrecemos a los niños?

- Dos comidas diarias, de lunes a sábado. En un entorno tan duro, azotado periódicamente por las sequias y la hambruna, esto es algo primordial. Ya hemos logrado un descenso de la altísima tasa de desnutrición que padecían, pero hay que seguir luchando porque aún es muy alta (un 27%).

- La posibilidad de acceder a la escuela primaria. En las escuelitas aprenden inglés y suajili, los idiomas oficiales de Kenia: sólo así podrán superar la barrera idiomática y cursar luego sus estudios. Antes de que este proyecto se pusiese en marcha, tan solo un 17 % de los niños turkana estaba escolarizado y ahora un 60% de nuestros niños lo consigue. El Gobierno de Kenia, al ver que recibían la preparación adecuada, ha ido edificando Escuelas de Primaria junto a nuestros centros preescolares.

- Uniformes y material escolar.

- Profesores que reciben formación periódica gracias a los cursos anuales que organiza la Fundación y a los estímulos que les ofrecemos para que obtengan, además, los títulos oficiales kenianos.

- Atención sanitaria y cuidado de su estado nutricional por medio de una Unidad de Renutrición que ha creado la Fundación y que visita todas las escuelitas cada dos o tres semanas.

Las escuelitas se han convertido en el motor de desarrollo y progreso más relevante de los pequeños poblados turkanas y son el punto desde donde se pueden vertebrar iniciativas comunitarias.

Los comités de padres de las Escuelitas, un ejemplo de la participación y el compromiso de todos

Se han formado comités de padres que se ocupan voluntariamente del funcionamiento diario de las escuelitas: de la seguridad, del almacén, de llevar la leña para cocinar, de preparar las comidas, de mantener limpias las aulas, del buen funcionamiento de los pozos o del aprovisionamiento de agua cuando estos se secan. Estos comités, y las reuniones quincenales que mantienen, contribuyen a que la comunidad sienta que las escuelitas son algo suyo, algo propio y son un ejemplo de la participación y el compromiso de todos.

Los turkana agradecen de manera muy expresiva este apoyo y reciben con gran alegría las iniciativas que la Fundación impulsa para mejorar poco a poco las condiciones de vida de los niños.

Varias fundaciones y empresas, así como varios grupos de amigos y particulares, se han comprometido a asumir el mantenimiento completo de las 12 Escuelitas Preescolares.

        

 

 

Dirección

Camino del Sur, 50
28109 Alcobendas - Madrid
Teléfono: 91 650 1973 (sólo mañanas)

info@fundacionpablo.org

Menú rápido

                       

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas informacion haciendo clic AQUI.