HazUnaDonacion    HazteSocio 

PLAN DE EMERGENCIA POR HAMBRUNA EN MEKI

Una grave hambruna asoló en 2016 la región de Meki cuando, como consecuencia del fenómeno de El Niño, fallaron dos lluvias estacionales consecutivas, dando origen a una grave sequía que trajo como consecuencia la pérdida de la cosecha y la muerte del ganado por la falta de agua.

Tras recibir una alerta temprana de Naciones Unidas en 2015, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, con la participación de 27 agencias e instituciones etíopes e internacionales, diseñó y desplegó en toda la región de Oromía un plan de emergencia, en el que tiene un papel protagonista la Clínica "Let Children Have Health". Además de ser el centro de referencia de su zona para el ingreso y tratamiento de niños malnutridos severos agudos, un equipo de la clínica ha sido responsable del plan de lucha contra los efectos de la desnutrición en 8 poblaciones próximas.

Este plan de emergencia tenía como objetivo identificar y tratar los casos de malnutrición agudos, así como reforzar el sistema de salud rural, que se sustenta en puestos de salud en lugares remotos, atendidos por personal hasta entonces poco formado y sin recursos. Nos propusimos motivar y formar a los trabajadores del sistema de salud en el medio rural para que pudieran detectar la malnutrición, tratar y dar seguimiento a los niños y mujeres lactantes y gestantes malnutridos, derivar a la clínica los casos que correspondiera, y realizar una tarea de acompañamiento y educación de la población en higiene, nutrición y malnutrición, comenzando así a mejorar la salud comunitaria.

Con financiación de Manos Unidas y otros donantes, durante 2016 realizamos visitas mensuales a los poblados para realizar un cribado de la población más vulnerable (los niños menores de 5 años y las mujeres embarazadas o lactantes), identificando los casos de malnutrición aguda, tanto severa como moderada, proporcionando tratamiento y seguimiento adecuado a cada diagnóstico, y distribuyendo suplemento alimentario. Inicialmente fueron revisados o cribados 3.732 niños (de 0 a 5 años), de los cuales el 33,78% sufrían malnutrición aguda (1.236 aguda moderada o MAM y 25 aguda severa o SAM), y 2.810 mujeres embarazadas o lactantes, de las cuales el 83,38% sufrían malnutrición aguda (1.634 MAM y 739 SAM).

Para luchar contra la malnutrición de estos niños y mujeres, desde mayo se han venido realizando entregas mensuales en las que, cada vez, cada beneficiario ha recibido 6,25 kilos de faffa, acorde a los protocolos estatales de emergencia alimentaria. La faffa es un cereal enriquecido específico para paliar la malnutrición aguda a domicilio: en total se han realizado 13.837 entregas a beneficiarios, por un total superior a 8,6 toneladas de cereal para cocinar en casa -además de la alimentación terapéutica en los casos severos que precisaron ingreso hospitalario-.

Las actividades de cribado y entrega de faffa se realizaron en los puestos de salud rurales, con la intervención y formación continuada de los trabajadores rurales de salud: 25 HEW (Community Health Extension Workers), en su mayoría mujeres, han sido fortalecidos con acompañamiento, nuevos conocimientos y medios, y han comprobado el importante papel que juegan en la atención sanitaria.

Un niño malnutrido agudo tiene el sistema inmunitario deprimido y cualquier dolencia o infección teóricamente leve, puede resultar mortífera. Además, los casos severos necesitan un plan de reintroducción del alimento, poco a poco, para que su organismo lo pueda tolerar y procesar.

Debido a la alerta temprana que recibimos de las autoridades locales, pudimos preparamos para un importante aumento del número de los pacientes que acuden a consultas, aumentando y formando al personal. En 2016 llegamos a superar las 2.500 consultas mensuales, cuando atendíamos 1.600 a finales de 2015 y, para ello, también ha sido necesario ampliar las instalaciones de la clínica. Afortunadamente, contamos con financiación del Ayuntamiento de Alcobendas que nos permitió ampliar el número de consultas y habilitar dos salas de ingreso diferentes: una para malnutridos y otra para infecciosos, trasladando las oficinas de administración y la guardería -que antes compartían edificio- a otro bloque de nueva construcción. La nueva infraestructura ha supuesto un aumento de categoría: oficialmente tenemos la Licencia de Clínica Especializada en Pediatría.

Nos enfrentamos a 2017 con entusiasmo e ilusión, al comprobar como los puestos de salud rural comienzan a dar un mejor servicio a los usuarios, ahora que están coordinados y formados por el equipo de la clínica. La emergencia ha sido superada pero persiste la malnutrición crónica y las difíciles condiciones de vida de la población la hacen extremadamente vulnerable, por lo que es importante continuar apoyando al personal sanitario y formando a la población, para que sepan detectar la malnutrición y buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde, mientras continuamos trabajando en favor de la educación como motor del progreso en el futuro.

Si quieres ver en imágenes cómo estamos trabajando en Etiopía, te invitamos a abrir este vídeo:

 

Dirección

Camino del Sur, 50
28109 Alcobendas - Madrid
Teléfono: 91 650 1973 (sólo mañanas)

info@fundacionpablo.org

Menú rápido

                       

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas informacion haciendo clic AQUI.